«

»

Mar 01 2017

Imprimir esta Entrada

Inmersión lingüística en Totnes (Inglaterra)

Un grupo de alumnos y alumnas de 2º ESO están pasando esta semana en Totnes (Inglaterra) haciendo una inmersión lingüística. Se alojan con familias británicas, reciben clases con actividades culturales y comunicativas, y visitan lugares de especial interés en la zona, integrándose
img-20170228-wa0011en la vida diaria de la ciudad. Toda una experiencia en sus vidas.

Totnes es un pueblo-mercado (market town) junto al río Dart, cerca de su desembocadura, en el sur del condado de Devon. Este condado, situado en el suroeste de Inglaterra, es bien conocido por la belleza de sus paisajes lo que le ha convertido en uno de los lugares más turísticos del país. La población censada actualmente está en torno a 10000 habitantes, aunque con los habitantes censados este número casi se duplica.

Este lugar es peculiar como pocos, el arte y la cultura tienen gran importancia, también el yoga y las terapias alternativas, y especialmente, todo lo relacionado con medio ambiente, sostenibilidad y permacultura. De hecho, hay muchas granjas ecológicas, ecoaldeas y otras iniciativas similares alrededor de Totnes, y en definitiva el movimiento comunitario tiene mucha fuerza aquí. 
Totnes además tiene una larga historia escrita, que data de 907 dC, cuando se construyó el primer castillo, que ya era una importante ciudad comercial en el S. XII. Parece ser que la “costa de Totnes” fue el primer lugar de la isla donde llegó Brutus de Troy, el mítico fundador de Gran Bretaña. En Fore Street, uno de los tramos de la calle principal de Totnes, está la img-20170228-wa0004“Brutus Stone”, una pequeña roca de granito sobre la que, según la leyenda local, Brutus puso sus pies por primera vez al salir de su barco.

En el S. XII, Totnes ya era una importante ciudad comercial, debido a su posición en una de las carreteras principales del Suroeste, junto con su fácil acceso a su interior y la fácil navegación por el río Dart.

En la calle principal, High Street, se encuentra East Gate Arch, con su famoso reloj, uno de los símbolos de Totnes. Esta calle está llena de edificios históricos, algunos de ellos pertenecieron a mercaderes ricos de los siglos XVI y XVII. También se puede ver la iglesia de St Mary y el museo de la ciudad (Totnes Elizabethan House Museum).

En Castle Street está el Castillo de Totnes (Patrimonio inglés), que fue construido por Judhel, el gobernante normando de Totnes. Desde allí se pueden apreciar estupendas vistas del pueblo y los campos de alrededor. Fue construido en el S. XI y reconstruido en el S. XIV.

               

img-20170228-wa0013 img-20170228-wa0018 img-20170228-wa0019
img-20170228-wa0000 img-20170228-wa0002 img-20170228-wa0010
img-20170228-wa0007 img-20170228-wa0020 img-20170228-wa0021
img-20170228-wa0012 img-20170228-wa0009 img-20170228-wa0006
A %d blogueros les gusta esto: